Kainos Ktisis
  Mis conclusiones sobre la musica
 

 

Mis conclusiones sobre  la música

 

Aquí expongo algunas conclusiones o apreciaciones personales, pero fundamentadas en los principios publicados sobre la música.

 

1.  La música en la vida del cristiano.- La música es de mucha importancia e influencia en la vida del cristiano, pero no debe ser lo primordial, menos aun ser la razón de su vínculo con la iglesia. El enemigo no dejará pasar por alto si por medio de ella consigue apartar de Dios la mente. La música no debe ocupar las horas que deberían ser dedicadas a la oración.

“Cuando se abusa de ella, conduce a los que no son consagrados al orgullo, a la vanidad y a la frivolidad. Cuando se permite que ocupe el lugar de la devoción y la oración, es una maldición terrible”. (MPJ, pág. 294)

 

2. La música apropiada para un cristiano y para la iglesia.- En este tema es donde hay mayor discrepancia, y para no hacer prevalecer mi opinión, citaré algunas conclusiones extraídas de artículos escritos por personas especialistas en este ministerio.

 

“Los tamboriles se utilizaban para festejar victorias militares o para fiestas de entretenimiento secular. Aunque algunas veces el festejo con motivo de un triunfo militar incluyó el agradecimiento y la alabanza a Dios, tales celebraciones nunca se hicieron en el templo. La presencia de estos instrumentos en el Santuario hubiera despertado pensamientos y sentimientos totalmente ajenos al culto. Los instrumentos de percusión rítmica producen un estímulo motriz instintivo, que no tiene nada que ver con la adoración y la meditación espiritual.

..En el culto...deben evitarse los instrumentos y los estilos musicales asociados con actitudes, lugares o prácticas incompatibles con el culto, o directamente contrarias a Dios y a sus enseñanzas." (Carlos A. Steger - Los instrumentos musicales del templo)

 

El pastor Carlos Steger, investigó sobre los instrumentos que Dios indicó para que se usaran en el Santuario y los instrumentos que se utilizaban para otras ocasiones, de este artículo he comprendido que, el cristiano debe saber seleccionar el tipo de música para escuchar en forma ordinaria y otra para el uso exclusivo en los cultos de adoración.

 

Para confirmar esta conclusión citaré la siguiente afirmación del Dr. Marvin Robertson.

La música debe pasar el examen de lo apropiado. Un traje de baño es apropiado en la playa, pero no lo sería en la iglesia. Este mismo principio puede aplicarse a la música. No todos los estilos son apropiados para todas las ocasiones, y algunos estilos nunca serán apropiados para el cristiano. Lo que puede ser una legítimamente perfecta, emotiva, melodía de amor puede no ser adecuada para el servicio de adoración”. (Marvin L. Robertson - ¿Tiene importancia la música que escoges?

 

El Dr. Marvin hace una clasificación de tres tipos de música:

1º La música cristiana apropiada para los cultos de adoración, (música netamente sacra).

2º La música cristiana que puede ser apropiada para escuchar comúnmente, (ya sea en casa, en el trabajo, etc.), con un volumen discreto, pero que no lo sería para los cultos de adoración en los templos, mas aun si se usan parlantes que emiten grandes decibeles con los cuales la instrumentación opaque al mensaje.

3º La música que nunca será apropiada para un cristiano.

 

Intentaré identificar estos tres tipos de música:

- En el primer grupo están los himnos del himnario adventista, himnos o cantos con poca instrumentación, himnos o cantos con un ritmo apropiado e inspirador para la ocasión. También existen instrumentales muy apropiados para un ambiente de adoración.

 

Nota: Nunca se debe colocar fondo musical durante la oración, por que distrae y aleja la mente de la oración.

 

- En el segundo grupo pueden estar los cantos un poco mas acelerados, con mayor acompañamiento, música instrumental con ritmos más alegres e incluso algunos temas de música clásica.

 

Para saber elegir uno u otro tipo de música, debemos tener en cuenta el ambiente y la ocasión en el que nos encontramos, no sería apropiado colocar un espacio de cantos acompañados con batería, por mas tenue que sea, cuando vamos a celebrar la Cena del Señor. Debemos tener buen criterio.

 

- En el tercer grupo están, las canciones netamente seculares, y no sólo géneros como el rock, jazz, metal, pop, reggae, y otros géneros muy excitantes, también están los géneros que no edifican sino que por el contrario influyen negativamente en el desarrollo de nuestro carácter.

En este grupo también están la gran mayoría de “producciones cristianas” y “producciones adventistas” actuales, que tienen música secular y sólo la letra habla de Jesús y de Dios, pero en algunos casos hasta la letra es ambigua, no se sabe si le cantan al amor Ágape o al amor Eros. Tales canciones nunca deberían escucharse ni en el templo ni fuera de el.

 

3. Qué características debe tener la música apropiada para un cristiano.- Las características de la música, del músico, de la letra y de los instrumentos están mas detalladamente en la “Filosofía Adventista del Séptimo Día acerca de la música” y las Orientaciones con relación a la Música para la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica” que se encuentran publicadas en esta página web (www.kainosktisis.es.tl), de las cuales resaltaré sólo algunas.

 

- “La música sacra no debe evocar asociaciones seculares o invitar a la conformidad con normas mundanas de pensamiento o comporta­miento”.

 

- “Los elementos musicales y litera­rios deben obrar armoniosamente uni­dos para influir sobre el pensamiento y la conducta, en concordancia con los valores bíblicos”.

 

- “La música sólo es aceptable a Dios cuando el corazón es consagrado, enternecido y santificado" (Elena G. de White, Carta 198-1895).

 

- “Debe haber tal conexión con el Cielo que los ángeles puedan cantar por interme­dio de nosotros”.

 

- “Debe armonizar la letra con la melodía, sin mezclar lo sagrado con lo profano”.

 

 

También en el libro “Mensajes para los jóvenes” de Elena G. de White encontramos algunos consejos muy claros y simples de entender:

 

 - “La música debería tener belleza, sentimiento y poder”. (MPJ, pág. 294)

 

- “No se necesita cantar fuerte, sino con entonación clara, pronunciación correcta y dicción distinta”. (MPJ, pág. 292)

 

- “...Debe aproximarse tanto como sea posible a la armonía de los coros celestiales,...los músicos celestiales recogen el acorde y se unen en el canto de acción de gracias”. (MPJ, págs. 291,292)

 

Cuado leí estos consejos o más bien características de la música que agrada a Dios, pensaba que eran sólo para los tiempos de la hermana Elena, pero después entendí, que sus escritos tienen vigencia hasta hoy, y lo tendrán hasta cuando Jesús venga. Otro punto importante que también entendí es que Dios es inmutable, el es Santo desde la eternidad hasta la eternidad, y  para él, el concepto de santidad es y será la misma en el Antiguo Testamento, Nuevo Testamento y en nuestra actualidad.

 

Mis apreciados hermanos, si decimos que nos gusta la música, es una razón mas que suficiente para que hagamos las cosas bien y correctas, hagámoslo como para la gloria de Dios y no para el hombre. No de acuerdo a nuestro gusto y nuestra voluntad sino de acuerdo a la Voluntad del que lo recibe, nuestro Padre Dios.

 

Hacer música adventista del séptimo día implica elegir lo mejor y, sobre todo, acercarnos a nuestro Creador y Señor para glorificarlo. Enfrentemos el desafío de tener una visión musical alternativa viable y; como parte de nuestro mensaje profético, hagamos una contribución musical adventista distintiva como un testimonio al mundo respecto de un pueblo que espera el pronto regreso de Cristo.” (RA, Septiembre-2005)

 

No pretendo en lo más mínimo fomentar una reforma musical en alguien que ya tiene definido su gusto musical, pero si alguien esta dispuesto a alabar a Dios de acuerdo a su Voluntad y su Santidad, y decide optar por la música apropiada. Cada vez que vamos a elegir música para cierta ocasión, hagámonos esta simple pero contundente pregunta: ¿Se unirán los ángeles a esta melodía?

 

¡Qué el Señor les siga bendiciendo!

 

Un hermano y amigo.

Elvin Ventura B.

 

 
  Ya son 179511 visitantes - ¡Gracias por su visita y que el Señor le siga bendiciendo!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=